Liberación de rapaces Diciembre 2014

Una excelente jornada

El lunes 22 casi al mediodía nos reunimos en el camino del Medio para la liberar a seis rapaces: un chimango, dos caranchos y tres caburés. A seis de los presentes les encomendaron, Simón y yo incluidos, la grata tarea de soltarlos. Entre el personal del Centro de Rescate, Andrés, Director del mismo y Manuel, entrenador, fueron los encargados de contarmos sobre las aves que se liberarían y fueron guiando a los participantes. Las aves ya habían sido anilladas.

Todos los ejemplares eran jóvenes que habían caído de nidos. Los dos caranchos eran hermanos y los tres caburés también. Cuentasn que en esta época del año aparece mucha gente con rapaces que encuentra en las plazas o parques. En general son pichones que caen de los nidos. Cuando salen de los nidos los pichones comienzan a hacer pruebas de vuelo y las plumas todavía no están enteras, pierden estabilidad y van a para al piso. Para pasar inadvertidos se quedan duros, pero no es que estén enfermos o heridos. Aconsejan no tocarlos, alejarse y esperar a que se muevan.

Como el chimango y el carancho son rapaces diurnas y el caburé es nocturna sus hábitos son distintos y se las libera de forma distinta. A las dos primeras se las echa a volar mientras que al caburé se lo suelta cerca de un árbol para que encuentre refugio enseguida. En todos los casos nos explicaron cómo agarrarlos con las manos y cómo proceder para soltarlos. No hay que expulsarlos al aire con fuerza, sino separar lentamente las manos y dejar que el ave tome vuelo. En caso de que no lo haga ahí sí ayudamos con un pequeño envión. Andrés comentó cómo pueden reaccionar las aves al ser liberadas. Puede que salga volando o que se pose en el piso muy cerca y después de un momento inicia su vuelo. También dijo que hay que estar atentos a la dirección que toma el ave. Desde nuestra posición la dirección lógica para las diurnas era hacia la costa, para el caburé un árbol cercano. Pero no todo funcionó como estaba planeado.

lib rap JST 12 14© J. Simón Tagtachian

lib rap1 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

lib rap2 JST 12 14
© J. Simón Tagtachian

lib chi4 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

lib chi3 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

lib chi2 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

Chi-Cora BGR 12 14© Bea Grasso

Chi1-Cora BGR 12 14© Bea Grasso

Chi2-Cora BGR 12 14© Bea Grasso
El primero en ser liberado fue el chimango y me tocó a mí cumplir la tarea. Con los guantes de protección puestos tuve que agarrar al chimango con una mano por la panza y con la otra por el lomo. El chimango picoteaba el guante pero no agresivamente. El chimango no salió volando. Se quedó en el pasto unos instantes y recién después partió

Caranchos-AmiraMercedes BGR 12 14© Bea Grasso

lib car3 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

lib car1 CHB 12 14© Christian Bisiau

Carancho-Simon BGR 12 14© Bea Grasso

Las chicas del Centro sosteniendo cada una un carancho. Se nota bien que es un juvenil, El copete todavía marrón, el estriado vertical del cuello y el color del pico. Ahora fue el turno de Simón y Christian Bisiau reemplazó a Simón con la cámara. Al carancho se lo agarra de las patas con una mano y del lomo con la otra. Este sí salió volando hacia la costa y enseguida tomó altura

© Cora Rimoldi

Carancho BGR 12 14© Bea Grasso
Este otro carancho salió hacia el público

© Cora Rimoldi
lib cab6 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

lib cab5 JST 12 14© J. Simón Tagtachian

Cabure BGR 12 14© Bea Grasso

lib cab2 JST 12 14© J. Simón Tagtachian
Para liberar a los caburés nos acercamos a un algarrobo. Estaban los tres dentro de esa caja. El caburé es un ave muy pequeña. Mide unos 17 cm. Se usan guantes más pequeños para manipularlos mejor. Uno optó por un árbol cercano. Otro, por otro más lejano y el tercero cruzó el camino y se perdió de vista en la vegetación.

© Cora Rimoldi

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Liberación de rapaces Diciembre 2014, 10.0 out of 10 based on 1 rating