Comportamiento agonístico – Carpintero real

Orden: Piciformes – Familia: Picidae

El carpintero real común es un ave residente que anida en la reserva. Es fácil reconocerlo por su tamaño y colorido, su voz estridente, el golpeteo en los árboles y su forma de volar: tres aladas y un planeo.
Cuando llega la época de reproducción, la necesidad por el recurso alimenticio y por el espacio de nidificación intensifican las disputas por el territorio. Estos casos registrados muestra sólo a machos peleando. Si bien en el caso del video hubo participación de otros individuos, no se identificó su sexo. Queda como tarea pendiente registrar la función que cumplen y si hay algún grado de participación de la hembra.
Al enfrentarse exhiben comportamientos ritualizados, cuya función es echar al rival sin pelear, o de agresión explícita. El ritual se manifiesta mediante un lenguaje corporal muy “bailado”. La agresión mediante persecuciones aéreas en espiral intercaladas con picotazos y patadones aéreos.

La escena del ritual es el árbol. El dueño de casa toma posición frente al intruso a una distancia prudencial y da comienzo a los despliegues. Intimida al contrincante blandiendo el pico en forma ampulosa. Con el cuello estirado lo balancea hacia arriba, abajo y a los costados como si fuera una batuta. Esta postura de amenaza es conocida como la danza del pico. A este danza se le agregan movimientos de alas, cuerpo, cola y voces estridentes, que combinados o separados intensifican la amenaza. Un movimiento de ala común es extender ambas alas a la vez sobre el lomo y retraerlas. En cuanto a la cola, la abren en forma de abanico.
Después de una tanda inicial de despliegues esperan la reacción y arremeten nuevamente. No necesariamente arman un diálogo secuenciado. A veces el contrincante parece amilanado frente a la exposición, en otras, la contestación no se hace esperar y se superponen.

Carpintero real Carpintero real Carpintero real Carpintero real
Inicio del ritual. El dueño de casa busca una ubicación frente al intruso para dar comienzo al ritual.
Despliegue de amenaza: danza del pico, acompañada con movimientos de alas y la cola abierta. En la tercera foto se lo ve extendiendo las dos alas sobre el lomo y retrayéndolas.
El intruso, en cambio, está inmóvil y a la espera. La capacidad de reacción de éste marca el ritmo del encuentro. Mantienen su lugar salvo que la acción recrudezca.
Fotos Agosto 2007 © Roberto Ares
Carpintero real Carpintero real Carpintero real Carpintero real
Un detalle de otro movimiento de ala que acompaña a la danza del pico. Lo realiza con un ala a la vez, no necesariamente alternado. Abre apenas la primaria y la cierra rápida y enérgicamente.
Tomado del video – 12-2009 © Roberto Ares
Carpintero real Carpintero real Carpintero real Carpintero real
Resolución de otro ritual con el intruso que se da por vencido y sale volando. Esta contienda fue muy corta y el intruso no mostró demasiado interés.
Otro despliegue de amenaza: (primera foto) arquea bien el cuello hacia arriba sacando pecho.
Fotos Agosto 2008 © Roberto Ares
Carpintero real/Colaptes melanochloros Carpintero real Carpintero real
Ejemplos de otros despliegues:
Despliegue de amenaza con igual respuesta: los dos antagonistas realizan el mismo despliegue.
Despliegue de amenaza con apaciguamiento: ante la amenaza el intruso se mantiene quieto con la cabeza y el pico hacia adelante. Este silencio corporal reduce el nivel de tensión del encuentro.
Despliegue de las plumas de la corona erizadas: mientras erizaba las plumas de la cabeza también picoteaba la rama. ¿Excitado por recomenzar la pelea? (tomada del video)

Si las amenazas no surtieron efecto para dirimir el conflicto, recrudecerán las acciones. Picotazos, patadones aéreos y persecuciones aéreas en espiral alrededor de los árboles se agregan a los despliegues anteriores. Dejan el escenario estático y se mueven por el árbol y sus inmediaciones. Enfrentados se tiran picotazos que esquivan con ágiles maniobras. Frente a frente se traban en lucha con los pies en el aire moviendo las alas hacia adelante y atrás para mantenerse a flote. También se ven vuelos de persecución en tirabuzón alrededor de los árboles.
Este encuentro duró cuatro minutos durante los cuales hubo momentos de descanso. Sin embargo, se notaba el estado de agitación latente. La presencia de otros dos carpinteros en los alrededores agregaba excitación al conflicto.
Durante el conflicto se observó en varias oportunidades el desplazamiento del picoteo. Ante la inacción del oponente picotea el tronco o la rama para rematar el conflicto de alguna manera. También hubo despliegue de plumas de la cabeza erizadas.

Video Diciembre 2009 © Roberto Ares

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Comportamiento agonístico - Carpintero real, 10.0 out of 10 based on 1 rating